AUTOBIOGRAFÍA EN IMÁGENES

OBRAS DE LOS AÑOS 1981 - 1984

Jordi Rodríguez-Amat

 

Entre los años 1981 y 1984 y durante los años 1998 y 1999 realicé, además de otras líneas estéticas que seguía mi trabajo en ese momento, una serie de cuadros, casi todos ellos sobre papel y con técnica mixta, en los que las imágenes, independientemente del contenido formal, alcanzan valores simbólicos y autobiográficos de carácter confesional.

La obra no fue en ningún momento una acción irracional, bien al contrario, durante el proceso estuve considerando constantemente los valores que me permitieran componer el cuadro: el equilibrio, la composición, el cromatismo, el contraste, incluso la relación áurea, entre muchos otros. Fue así que en todas las obras, además de los valores sensitivos, muchas veces incontrolables mentalmente, estuve reflexionando cerebralmente sobre todos los valores plásticos que permitieran la realización de la obra. De esta manera, el conjunto forma una pequeña autobiografía, cromática, formal y objetual de relaciones plásticas entre objetos, simbologías u otros que, consciente o inconscientemente, giraban en mi alrededor. Uno de los principios en la realización de esta serie fue conseguir el máximo de elementos, tanto objetuales como formales, cromáticos o plásticos en general y que, al mismo tiempo, mantuvieran el equilibrio de la obra.

 

 

Esther / Técnica mixta sobre papel / 50 cm x 70 cm / 1981

Técnica mixta sobre papel / 50 cm x 70 cm / 1983

 

 

 

El contenido objetual, formal y plástico de estas obras nunca estuvo concebido a priori. Son obras que no fueron realizadas a partir de un proyecto previo, todo lo contrario, fueron tomando cuerpo, día tras día, de acuerdo con las vivencias y relaciones que se me presentaban a la vez que se iban creando.

Por otra parte, cabe decir que yo no reflexionaba sobre mi propia vida en el momento de crear estas obras. Mi impulso creativo me obligaba a componer, equilibrar y combinar aquellas imágenes que en ese momento se presentaban ante mi vista o bien yo pudiera reflexionar sobre ellas. Esto hace que la obra se convirtiera en el reflejo autobiográfico de las vivencias puntuales del momento.

 

Técnica mixta sobre papel / 50 cm x 65 cm / 1981

 

 

 

Técnica mixta sobre papel / 52 cm x 70 cm / 1982

Técnica mixta sobre papel / 50 cm x 70 cm / 1982

 

 

 

Técnica mixta sobre papel / 36 cm x 31 cm / 1982

Acrílico sobre tela / 162 cm x 130 cm / 1982

 

 

 

Técnica mixta sobre papel

74 cm x 52 cm / 1982

Acrílico y óleo sobre tela

146 cm x 114 cm / 1983

Técnica mixta sobre papel

70 cm x 50 cm / 1983

 

 

Técnica mixta sobre papel / 70 cm x 50 cm / 1982

El año 1929, René Magritte, pintor surrealista, creó un cuadro, famoso por la trascendencia de su imagen. En el cuadro representa la forma (imagen) de una pipa y justo debajo escribe en francés: Ceci n'est pas une pipe.

 

Muchas veces confundimos la imagen con el mismo objeto. El mismo Magritte dijo: ¿Pero es que se puede llenar, mi pipa? No, ¿no?, solo es una representación. Por tanto, si hubiera escrito abajo del cuadro: “Esto es una pipa”, ¡habría mentido!

El 1982, cuando yo me encontraba creando la serie de obras que titulé Autobiografía en imágenes comjugué la forma de una pipa con la pregunta si esto era una pipa. Ce n'est pas une pipe? e irónicamente jugué con la idea de si no es una pipa puede que sea un canario y puse la pipa dentro de una jaula.

Para ver un cuadro es necesario considerar que la obra no es la posible representación de una imagen con la forma de un objeto. Hay quién, falsamente, admira el cuadro por lo que representa sin considerar los valores plásticos de la obra. Si un cuadro representa un paisaje, el paisaje no es el cuadro, el paisaje no es más que el elemento objetual que le ha servido al artista para crear su obra. Muchos espectadores no conciben la pura abstracción en un cuadro, puesto que buscan imágenes de objetos que los transporten a una realidad exterior a la obra.

 

 

 

 

 

 

Estas obras permiten dejar libre la imaginación del espectador y, sin buscar las ideas que originariamente generaron la obra, realizar interpretaciones propias y, a la vez, desarrollar las propias. Una vez la obra creada y pasado el tiempo yo mismo soy un simple espectador y cómo tú genero mi mundo a posteriori. Esto hace que la obra, además de su plasticidad, permita crear nuevos mundos por medio de ideas en el espectador.

Amigo espectador / espectadora, no intentes averiguar las ideas que me permitieron crear esta pintura, intenta conjugar las ideas que se te produzcan con el disfrute de los valores plásticos de la obra. Yo, personalmente, no limité únicamente a uno de estos aspectos a la hora de crear el cuadro. Es evidente que en ningún momento limité el proceso a las ideas, por el contrario, los elementos artísticos, llamemos plásticos, fueron la base que dan valores a la obra.

 

 

Técnica mixta sobre papel / 72 cm x 50 cm / 1982

 

 

 

 

 

 

El acto creativo calificado como voluptuoso se convirtió en la joie de vivre. Las imágenes aparecían por acciones sensitivas y se transformaban por la magia de las formas y los colores.

Esta serie de obras titulada Autobiografía en imágenes fue creada sin reflexiones apriorísticas. Cuando yo empezaba la obra no tenía conciencia del resultado final pues los objetos se convertían en formas plásticas según el mismo proceso creativo. Todo lo que se me aparecía, ya sea perceptivamente o bien mediante el recuerdo, se convertía en elemento plástico, de ahí el nombre de autobiografía.

Independientemente del contenido estético y conceptual, la gran mayoría de estas obras están realizadas a base de acuarelas, acrílicos, gouaches, tintas, lápices, rotuladores, o cualquier otro utensilio que permitiera configurar el elemento pictórico que yo pretendía, de ahí el nombre de técnicas mixtas.

 

 

 

 

 

 

Técnica mixta sobre papel / 70 cm x 50 cm / 1983

 

 

 

T'écnica mixta sobre papel / 38 cm x 57 cm / 1983

Técnica mixta sobre papel / 50 cm x 70 cm / 1983

 

 

 

Acrílico sobre tela / 114 cm x 146 cm / 1983

Si aceptamos apriorísticamente que todo razonamiento intelecto es voluble y que cualquier definición es pura y simplemente relativa, podremos disponer de una cierta capacidad de libertad para movernos en torno a la dialéctica del arte.

Entonces, desde una perspectiva individual e introduciéndome en el campo de los lenguajes plásticos, me puedo permitir de considerar que yo como artista tengo el derecho y la libertad de formular y de utilizar un cuerpo formal, una gramática plástica que responda a mi necesidad individual, aunque esta formulación no sea nunca comprendida y aceptada por todos.

No existe el arte como concepto absoluto. El arte es un simple lenguaje que, por medio de una técnica concreta y un cierto grado de sensibilidad, genera en mí una gramática visual que me permite manifestarme ante mí mismo, o bien ante vosotros. Bajo estas premisas el lenguaje plástico que yo usé en esta serie está en función directa del momento personal en que se cumplió y que me permitió proclamarme como individuo.

 

 

 

Técnica mixta sobre papel / 70 cm x 50 cm / 1982

Técnica mixta sobre papel / 70 cm x 50 cm / 1984

 

 

 

Técnica mixta sobre papel / 50 cm x 65 cm / 1984

Cache-moi dans la plus belle poubelle / 70 cm x 50 cm / 1985

 

 

 

 

 

Una de mis máximas es: a la hora de crear el tiempo no cuenta. Me pasé más de 120 horas para realizar ese trabajo. Esta obra data de 1983 y fue realizada simplemente con lápiz plomo. Este dibujo, conjuntamente con las demás obras de la serie, determinan una autobiografía formal de relaciones entre objetos, simbologías y otras que, consciente o inconscientemente, giraban en mi entorno.

Durante el tiempo en que estuve creando esta obra, cuántas y cuántas veces estuve reflexionando en la máxima de William Shakespeare: To be, or not to be.

To be, or not to be, is the opening phrase of the soliloquy by Prince Hamlet in the so-called "nunnery scene" of William Shakespeare's play Hamlet,

In the speech, Hamlet contemplates death and suicide, bemoaning the pain and unfairness of life but acknowledging that the alternative might be worse.

 

Lápiz sobre papel / 60 cm x 45 cm / 1983

 

 

OBRAS DE LOS AÑOS 1998 - 1999

Jordi Rodríguez-Amat

Aunque básicamente fue entre 1981 y 1984 que realicé esta serie pictórica,

en otros momentos aparecieron obras con similares características.

Acrílicos y técnicas mixtas sobre papel y óleos sobre tableros de madera.

1998

A finales de 1997, intuyendo el agotamiento de todas las posibilidades, tanto en el ámbito plástico como a nivel de contenido estético, de la obra que había estado realizando en los últimos años, aunque este es un hecho siempre relativo, pues, las posibilidades dependen del mismo espíritu bajo el cual el artista se plantea su trabajo, realicé una serie de trabajos bajo el mismo espíritu autobiográfico que había estado haciendo años antes.

 

Muchos de los contenidos plásticos de la obra vienen determinados por los cambios cromáticos constantes con modulaciones variables en torno a un mismo color y por los espacios perspectivos superpuestos, a la vez irreales y contradictorios, pero siempre, con la interacción constante y repetitiva de todos los elementos que intervienen en el cuadro.

Existen unos elementos que reiterativamente se presentan en muchas de las obras. Son una especie de leitmotiv que ayudan, a nivel puramente formal, a estructurar el estado y la relación del proceso sensitivo.

Muchas veces, las imágenes pierden todas sus significaciones reales y se manifiestan libres de la sumisión del objeto representado. Sin embargo, no se trata de un simple juego de formas y colores expresado mediante una cierta composición libre y gratuita, es más bien la integración total de todo aquello que puede conformar la pintura con significados absolutos.

1998 - 1999, 1998

Óleo sobre tabla / 122 cm x 81 cm / 1998

 

 

Técnica mixta sobre papel / 57 cm x 76 cm / 1998

Técnica mixta sobre papel / 57 cm x 76 cm

 

La obra pretende traducir plásticamente las relaciones y vivencias de la propia existencia. A nivel puramente formal las imágenes luchan por deshacerse unas de otras.

Esta obra se encuentra a medio camino entre un proceso racional a base de formas controladas por la mente y cierto estado de deseo creativo que introduce inconscientemente ciertos estados de ánimo del artista.

El espectador tiene derecho a, independientemente de disfrutar de la obra con todos los valores plásticos formales y objetuales, reflexionar sobre el contenido sensitivo que le puede generar la obra.

 

1998 - 1999, 1998

Óleo sobre tabla / 122 cm x 81 cm /1998

Técnica mixta sobre papel / 67 cm x 76 cm

 

 

Óleo sobre tabla / 122 cm x 81 cm

Óleo sobre tabla / 122 cm x 81 cm

 

 

1998

Témpera y tinta china sobre papel / 38 cm x 28 cm

Acrílico sobre papel / 57 cm x 38 cm

 

 

Óleo sobre tabla / 122 cm x 81 cm

Acrílico sobre papel / 38 cm x 28 cm

 

 

Homenage a los íberos / Acrílico sobre papel / 56 cm x 76 cm

Acrílico sobre papel / 56 cm x 76 cm

 

 

Acrílico sobre papel / 56 cm x 38 cm

Acrílico sobre papel / 28 cm x 38 cm

 

 

Acrílico sobre papel / 28 cm x 38 cm

Acrílico sobre papel / 57 cm x 76 cm

 

 

Técnica mixta sobre papel / 76 cm x 57 cm

1999

Durante 1999, mi obra artística continúa, además de otras líneas, con la serie llamada Autobiografía en imágenes. Vuelvo a pedir al espectador no mantenerse pasivo ante estas obras, ya que si quiere penetrar en los valores, tanto objetuales como plásticos, que yo quise imprimir a las obras es necesario que observe y reflexione sobre estos valores.

 

1998 - 1999, 1999

Técnica mixta sobre papel / 57 cm x 76 cm / 1999

1998 - 1999, 1999

Técnica mixta sobre papel / 57 cm x 76 cm / 1999

 

 

Acrílico sobre papel / 76 cm x 56 cm

Acrílico sobre papel / 76 cm x 56 cm

 

 

Acrílico sobre papel / 70 cm x 50 cm

Acrílico sobre papel / 76 cm x 57 cm

 

 

Acrílico sobre papel / 70 cm x 50 cm

Acrílico sobre papel / 76 cm x 57 cm

 

 

Acrílico sobre papel / 57 cm x 76 cm

Acrílico sobre papel / 57 cm x 76 cm

 

 

Acrílico sobre papel / 57 cm x 76 cm

Técnica mixta sobre papel / 57 cm x 76 cm

 

 

Acrílico sobre papel / 57 cm x 76 cm

Acrílico sobre pape / 57 cm x 76 cm

 

 

Acrílico sobre papel / 57 cm x 76 cm

Acrílico sobre papel / 56 cm x 76 cm

 

 

Acrílico sobre papel / 57 cm x 76 cm

Acrílico sobre papel / 57 cm x 76 cm

 

 

Acrílico sobre papel / 76 cm x 57 cm

Acrílico sobre papel / 76 cm x 57 cm

 

Si estáis interesados en una obra de Rodríguez-Amat contactad con él..

Móbil : 697 76 18 74.

casa-taller@rodriguez-amat.cat

 
A Centro de Arte Contemporáneo, Fundación Rodríguez-Amat
 
 
Biografía de Jordi Rodríguez-Amat