RODRÍGUEZ-AMAT, PARÍS, OTOÑO DEL 1965

 

 

El mes de septiembre del 1965, Rodríguez-Amat llega a París con el conocimiento del oficio, habiéndose formado en la antigua Escuela Superior de Bellas Artes de Sant Jordi de Barcelona y, sobre todo, con la energía y el entusiasmo propios de su edad.

Realiza las gestiones para ingresar en la Escuela Superior de Bellas Artes de París, pero se da cuenta, después de hablar con profesores y alumnos, que los conocimientos que hubiera podido adquirir en esta escuela ya los poseía y decide de lanzarse al descubrimiento del arte de vanguardia que regía en París, un arte que las enseñanzas académicas no pueden ofrecer.Fue así como su trabajo se independiza del mundo académico para introducirse mental y creativamente en el mundo libre de las vanguardias artísticas.

Se instala en el "Quartier latin", al lado del "Boul Mich" y empieza el proceso del descubrimiento del arte de vanguardia de aquel momento.

El mundo artístico está allí, como si lo estuviera esperando con los brazos abiertos. Además, se interesa por la literatura, el teatro y todo el universo cultural que ofrecía uno de los centros neurálgicos de la cultura francesa en particular y de la mundial a nivel artístico.

Para ver las obras que Rodríguez-Amat realizó a lo largo de su estada en París durante el otoño del 1965, pinchad sobre del siguiente enlace:

GALERÍA DE OBRAS, PARÍS, OTOÑO DEL 1965

 

 Ceras y tinta china sobre papel / 30 cm x 37 cm / 1965

 

Por razones económicas, su espacio vivencial y creativo se limita a una habitación de unos 15 m2 y las técnicas utilizada durante todo este tiempo son las tintas, las ceras y el collage, siempre sobre soporte de papel.

Unos primeros intentos para introducirse en el campo de la no figuración se habían producido en Barcelona durante el verano. Sin embargo, fue a partir de este momento en que la no figuración pasa a ser su nuevo concepto artístico.

 

Ceras sobre papel / 30 cm x 37 cm / 1965

 

 

Ceras y tinta china sobre papel /43 cm x 31 cm / 1965

 

La influencia sobre Rodríguez-Amat del mundo artístico que pudo descubrir en París, produce un cambio radical en el concepto de arte que él tenía antes de su estada de tres meses en la capital francesa.

Anteriormente, su concepto de arte estaba muy bien definido. El arte, concretamente la pintura, se limitaba en percibir una realidad visual y tener la capacidad de transmitir, mediante formas y colores estas percepciones sobre de una tela, papel o cualquiera otro soporte. A partir de este momento, el arte se basa en conceptos totalmente diferentes. Concretamente la pintura se define como formas y colores sobre una superficie sin necesidad de transmitir imágenes visuales percibidas a partir de unos objetos físicos exteriores al pintor.

Sin embargo, el conocimiento del oficio adquirido en la Escuela Superior de Bellas Artes de Barcelona le permite moverse perfectamente en la libertad que el nuevo concepto se abre al pintor.

 

Collage / 28 cm x 40 cm / 1965

Las obras realizadas en los últimos tres meses de este año evidencian el espíritu de investigación de este momento. Son obras con marcadas diferencias tanto técnicas como, sobre todo, conceptuales.

A lo largo de estos meses, Rodríguez-Amat recorre todos los museos y galerías de París, habla con artistas y trabaja incansablemente. Este fue un momento transcendental de su trayectoria artística.

 

De entre las obras realizadas en este momento, hay una serie de concepción puramente formal, son cuadros en los que la organización y la estructura de la forma evidencian el equilibrio absoluto de las manchas que construyen la obra. A nivel técnico, la cera se colocaba directamente sobre el papel y seguidamente era rascada con un elemento duro y punzante con la finalidad de conseguir una superficie con cierto grano y rica textura, no totalmente homogénea.

Ceras sobre papel / 32 cm x 50 cm / 1965

 

GALERÍA DE OBRAS -PARÍS, OTOÑO DEL 1965- París tardor del 1965, galeria d'obres